.
Arqueología

Archaeology

[1]
Introducción
Hallazgos recientes
Campaña Arqueológica de 1942
Propuesta de la secuencia arqueológica
Iluminación de la Cueva en la Prehistoria
Modificaciones artificiales de la cavidad en la prehistoria

El primer sondeo arqueológico lo llevó a cabo H. Obermaier en 1912. Excavó una superficie de 4 m x 3 m de en la sala de la actual entrada a la Cueva, conocida desde entonces como la Sala de los Murciélagos, atravesando sucesivamente:

a) 2 m. muy ricos en cerámica no decorada y algunos punzones de hueso rotos; ningún sílex ni objeto metálico; fauna actual.
b) 1 m. de tierra negruzca y estéril.
c) 1 m. de grueso bloque.

Entre las vasijas de cerámica recogidas, dos cuencos ovalados Ver foto en forma de casquete craneano (donadas por W. Verner al Museo Británico). Durante la campaña se recogió mucha cerámica en superficie: "... aparecía por toda la gran galería, bastaba remover la tierra fina que cubría las estalagmitas para encontrar cascotes sin decorar, algunos de grandes dimensiones" (Breuil y Obermaier, 1915). Juan Cabré, invitado también por Breuil a las exploraciones, encontró un vaso [8] de tipo argárico que se conserva en el Museo Arqueológico de Málaga. En las galerías inferiores de las Grajas se encontró cerámica decorada Ver foto que fue donada por W. Verner al Museo Británico.

Posteriormente se han ido recopilando numerosas piezas encontradas principalmente por Tomás Bullón, en diversos lugares de la Cueva. Una relación  de piezas [7] de 1939, del Comisario Provincial de Excavaciones Arqueológicas, está disponible aquí . Entre los hallazgos de Tomás podemos destacar:

Un hacha de bronce vaciada en molde y después trabajada a martillo, de borde convexo y sin talón, de clara tipología argárica; otro hacha plana de forma trapezoidal de carácter más antiguo; un fino punzón de cobre de unos 9 cm de longitud y sección cuadrada y otros pedazos de instrumentos. Pérez de Barradas relata que Tomás le entregó en 1933 algunas piezas y menciona también una de las hacha de bronce Ver foto que éste halló en la Galería de los Murciélagos, además de diferentes útiles foto de piedra y huesos encontrados por él y Manuel Maura. 

Venus de La Pileta ("Venus de Benaoján"). Foto 1 Foto: Legado Temboury - Foto 2 Foto: Museo de Málaga. Tomás la halló en 1935 (1934 según Giménez Reyna, 1941) en la Galería de los Murciélagos, en superficie, bajo la estalactita conocida como el "ala de águila". Se trata de una plaquita de cerámica modelada de unos 6 cm. de altura por medio de grosor, que se ensancha en su parte superior e inferior, estrechándose en su centro para formar la "cintura". La cara posterior es lisa, y la anterior presenta dos pequeñas protuberancias a modo de senos en su parte superior, y en la inferior una zona triangular rellena de puntos hechos con un punzón, indicando el triángulo sexual. Tiene dos agujeritos en la parte alta, indudablemente para ser colgada.

Foto: Manuel Aguilera
Venus de La Pileta (reproducción)

Descrita por primera vez por Gimenez Reyna, en 1941. Texto completo en la Bibliografía

María José Almagro Gorbea en su trabajo "Los ídolos del Bronce I Hispano", encuadra a la "Venus de Benaoján", o "Venus de la Pileta", en el tipo de "ídolo aberrante", dándole una cronología del Bronce I, de origen local y sin paralelos en el Oriente Mediterráneo.

El objeto pertenece a la colección del Museo de Málaga desde 1939. Epígrafe: Venus de Benaoján. Cerámica modelada / 65 x 40 mm. / III-II milenio a.C.

En la excavación de 1942, descrita más abajo, se encontraron dos pedazos del mismo tipo de figurita pero éstos de más volumen en lugar de semejar una plaquita (ref. Gimenez Reyna, 1958).

Por lo que al exterior se refiere, en las cercanías de la entrada los pedazos de cacharros asombraban por su enorme cantidad, hallándose también restos en cuarcita roja con talla de tipo clactoniense [5], molinos de arenisca Ver foto [2] y hachas pulimentadas. En el puerto que da vistas a la Cueva se han encontrado restos romanos, tejas, una piedra de molino, e incluso una moneda de plata de la época imperial cuando se construía el camino que sube a la Cueva (1942).

Hallazgos recientes

Más recientemente (1983) cabe citar el hallazgo en el Abrigo de las Vacas de un trocito de ocre con pátina, que debió ser usado como lápiz. Está expuesto en la sala de acceso a la Cueva. Ver ficha provisional

2013. A principios de marzo se halló una placa perforada Ver foto en la zona de El Cementerio. Está expuesta en la sala de acceso a la Cueva. Ver ficha provisional

2014. Terracota antropomorfa de factura calcolítica representando a una figura femenina. Hallada por José T. Bullón en la Sala del Castillo (ver plano Ver foto). Pendiente de un estudio formal.

Ver foto
1/2. Clic en la imagen.

2014. Concreción calcárea vaciada artificialmente que muestra restos de combustión en su interior, resultado de su probable uso como elemento de iluminación móvil. Hallada en el Salón del Lago (ver plano Ver foto) por José T. Bullón. Pendiente de un estudio formal. Ver lámpara de piedra Ver foto | Contenido relacionado

2014. Fragmento de cerámica decorada Ver foto. Galería de las Grajas, en superficie.

2015. Fragmento de cerámica Ver foto localizado en la Galería de las Grajas. Está petrificado a la formación calcárea y muestra decoración y restos de pigmento negro. Fue en noviembre, mientras se llevaba a cabo una toma de datos topográficos por Juan Mayoral V., el autor del hallazgo, y el guía José Tomás Bullón.

Asa decorada Ver foto que fue añadida en fecha indeterminada a los restos cerámicos expuestos en la Sala del Castillo de la Cueva.

2017. Lámpara portátil Ver foto elaborada en un espeleotema. Pieza localizada en 2016 en la revisión de los materiales recuperados en superficie en la Cueva. Pendiente de un estudio formal. Contenido relacionado

 

Campaña Arqueológica de 1942

La Comisaría General de Excavaciones Arqueológicas libra quince mil ptas. para excavar el yacimiento. Participaron bajo la dirección de J. Reina y Rein: Simeón Giménez Reyna, Fletcher Valls y Mañá Angulo, éstos dos discípulos de Martínez Santa-Olalla.

Las excavaciones se realizaron en el mismo lugar del sondeo efectuado por Obermaier y en el Abrigo de las Vacas. La primera Ver foto abarcó una superficie de unos 30 m2 x 8 m de profundidad, siendo la estratigrafía Ver foto de un relleno de tierra orgánica y capas de hogares con abundantes piezas de utillaje y huesos. Los resultados fueron muy buenos pues se halló una riqueza de material impresionante [3].

A continuación  ofrecemos una ligera descripción de los resultados de la excavación en la Sala de los Murciélagos [4]:

• Instrumentos líticos. En las capas más profundas se han encontrado bastantes lascas y hachas de cuarcita roja con tallas Ver foto (ver 6 a 11) de tipo clactoniense y tayaciense [6] que pueden corresponder a los más viejos vestigios arqueológicos de la Pileta. Son instrumentos de talla bifacial, tosca y poco hábil. Ver útiles líticos Ver foto hallados en el exterior.

Más en superficie aparecen numerosos pedernales: cuchillitos, sierras y dientes de hoces, perforadores, raspadores, etc., así como un magnifico cincel de un pedernal negro, tipológicamente ya de la época del bronce.

Se ha recogido varias plaquitas cuadrangulares con dos perforaciones en los extremos, supuestos protectores de las manos para disparar el arco.

Otra pieza de piedra muy interesante es un pequeño escoplo maravillosamente pulimentado y una bolita de piedra negra muy pesada.

Ver foto
Excavaciones de 1942. Útiles en piedra y metal de los niveles superiores. Giménez Reyna: Memoria Arqueologica 1946. Colección: Legado Temboury.

• Metal. Varias piezas en los niveles superiores: un hacha plano de forma trapezoidal y borde convexo de unos 13 cm de longitud; un puñal triangular de 10 cm de largo y una punta de lanza de forma romboidal y nervio, con extremo aguzado para fijar el asta. También un pedazo de mineral de estribina (antimonio) y otro de hierro, éste de forma prismática, de 3 cm de largo y 1,5 de grueso, con los lados como raspados para arrancarle polvo rojo.

Continúa...

 

NOTAS

1. La imagen de cabecera muestra la colección de útiles prehistóricos que estuvieron expuestos en la Cueva hasta 1988, fecha en la que fueron sustraídos. Posteriormente se descubrió a los autores del robo (con nocturnidad y alevosía) pero no aparecieron las piezas. Fuente: familia Bullón. Foto: Manuel Aguilera, 1979.   

2. Molino de arenisca hallado por Eloy Bullón y Manuel Aguilera en la Sala del Castillo a mediados de los ochenta; Manuel encontró la mitad derecha en un hueco de la pared de la citada sala y Eloy, al verla, se dirigió hacia una piedra que apenas sobresalía unos centímetros del suelo y desenterró la otra mitad. Foto: Archivo Bullón.

3. Se precisaron 54 cajones para transportar en caballerías los vestigios descubiertos. La zanja que originó la excavación quedó abierta al finalizar los trabajos de prospección impidiendo la entrada a la Cueva. Finalmente una colecta vecinal promovida por Tomás Bullón aportó los medios para restablecer el acceso. Fuente: familia Bullón.

4. Giménez Reyna, Simeón. La Cueva de la Pileta, 1958.

5. El Clactoniense es una facies industrial del Paleolítico Inferior descrita por Henri Breuil en 1932 a partir de materiales del lugar epónimo de Clacton-on-Sea (Essex, Inglaterra). Aunque es contemporáneo del Achelense y comparte sus mismos rasgos tecnológicos, carece de bifaces... http://es.wikipedia.org/wiki/Clactoniense

6. El Tayaciense sería una variante ocasional del Achelense que, por razones desconocidas, tal vez funcionales, poseía un número de bifaces menor de lo habitual... http://es.wikipedia.org/wiki/Tayaciense

7. Notas manuscritas a lápiz por Simeón Giménez Reyna de su colección de piezas procedentes de la cueva de la Pileta. Los legajos están contenidos junto a dos folios mecanografiados con fecha 02-01-41 y título: Trabajos de acondicionamiento en la Cueva de la Pileta (1). La relación de piezas numeradas aparece también mecanografiada en Inventario de piezas y libros propiedad de Simeón Giménez Reyna (1933-1969) (2), publicado el 02/04/1968. Fuentes: Archivo General de la Diputación Provincial de Málaga: Simeón Gimenez Reyna : (1). Memorias e informes arqueológicos. (2). Documentos biográficos.

8. "... Por su parte don Juan Cabré que les acompañaba, también recogió algún material y entre éste un magnífico vaso negro, espatulado y sin decorar de típica forma argárica, de solero convexo y paredes troncocónicas que estaba escondido debajo de unas estalagtitas en el Salón del Pez estudiado con otras piezas por el maestro Gómez Moreno (nota n.º 3: M. Gómez Moreno. La cerámica primitiva Ibérica. Revista de Guimaraes Homenagen a Martins Sarmentó. Guimaraes (Portugal) 1933.), que luego lo donó al que esto escribe, y que deberá formar parte del Museo Arqueológico de la Alcazaba de Málaga". Simeón Giménez Reyna (1951).

 

Mapa Web Libro de Visitas Enlaces Sobre el Sitio Contactar
NOTICIAS  FOTOS  AGENDA  LIBROS  VÍDEOS  ESPECIALES...