.

CUEVA DE LA PILETA: EL ARTE RUPESTRE AMENAZADO

El enclave arqueológico denominado cueva de La Pileta, situado en la Serranía de Ronda (Málaga), alberga uno de los conjuntos más completos y mejor conservados de pinturas rupestres hallado hasta el presente.

La familia que habita junto a la cavidad es propietaria del lugar. En la actualidad, la cuarta generación de descendientes de José Bullón Lobato (descubridor de sus pinturas parietales en 1905) continua dedicándose a la labor de guarda guía de este Monumento Nacional (1924).

Desde el descubrimiento, la gestión altruista realizada por esta saga protegiendo y evitando cualquier modificación que pudiera desvirtuar este enclave (cemento; electrificación; marketing…), queda patente en el excepcional estado de conservación que muestra tanto el Arte Rupestre oculto en el interior de la cueva como el entorno que la rodea.

Esta actitud ética mantenida por la saga Bullón en beneficio de un Patrimonio del que somos herederos todas las personas de la Tierra y que es propiedad de las generaciones futuras, entorpece no obstante los planes económicos que la Junta de Andalucía tiene para el desarrollo de la zona.

En 1985 las competencias sobre el Patrimonio Histórico Español se transfirieron a las comunidades autónomas. Las acciones emprendidas por la Consejería de Cultura de Andalucía en virtud de este nuevo marco jurídico han estado encaminadas, respecto a la cueva de La Pileta, a la expropiación del lugar a sus propietarios, amparando la decisión en la utilidad pública de este enclave arqueológico.

El expediente de expropiación se inició en 1993 y finaliza en mayo de 2000, desestimándose jurídicamente tales pretensiones. El revés no ha sido bien encajado por la Consejería que comunicó la intención de iniciar estudios arqueológicos y de conservación en La Pileta, ordenando cerrar la Cueva  a los propietarios durante dos años. El consentimiento aparente del colectivo de Arqueólogos con esta medida es incierto y su participación se circunscribe a colegas que dependen profesionalmente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Esta medida es un duro golpe para los Bullón, que dependen económicamente del desempeño de las labores de guía y les obliga a cambiar un oficio heredado de padres a hijos para poder subsistir o ceder a la presión y vender la Cueva a la Junta de Andalucía, que reserva para este lugar unas modificaciones de guante blanco claramente especuladoras, que pretenden convertir La Pileta en un centro de atracción turística. :-$

Las Comunidades Autónomas quedaron obligadas por Ley (1985), a proteger y conservar todas las localizaciones con Arte Rupestre existentes en sus territorios, independientemente de su importancia. Dicha Ley califica estas manifestaciones como Bien de Interés Cultural y las considera de atención preferente por el precario estado que presentan los restos existentes.

Sin duda, La Pileta es una fuente de descubrimientos pero posee abundante bibliografía y su conservación ha merecido el reconocimiento unánime del colectivo internacional especializado, que ve aquí un modelo a seguir en el difícil equilibrio entre uso y conservación de estos enclaves de microclima tan sensible. :-)

Las inversiones necesarias para llevar a cabo esta campaña arqueológica de dos años, representarían la salvación de muchas localizaciones con Arte Rupestre de Andalucía relegadas al olvido, un campo abonado al azote del expolio. Destinar fondos públicos a este estudio, contradice la esencia de la Ley de Patrimonio Histórico mientras sigan existiendo en el territorio andaluz lugares con pinturas parietales en peligro de desaparición. :-(

La deuda moral que la Sociedad tiene con la familia Bullón, no se corresponde con los exabruptos de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Andalucía y la ¿clausura temporal? de la Pileta constituye un tratamiento injusto y perverso que Cueva de La Pileta. Org  denuncia en esta web :-)   (30-06-00)

Mapa Web Libro de Visitas Enlaces Sobre el Sitio Contactar
NOTICIAS  FOTOS  AGENDA  LIBROS  VÍDEOS  ESPECIALES...